El infierno de una chica agredida y violada por la familia de su marido

El infierno de una chica agredida y violada por la familia de su marido

Younes y Rababe se casaron el 13 de abril de 2016. Tras la boda, el hombre se llevó a su flamante esposa -ambos de nacionalidad marroquí- a vivir con su familia en un piso de Barberà el Vallès (Barcelona). La convivencia en el domicilio fue un verdadero infierno para esta chica, que por entonces tenía 21 años. Rababe vivía aislada del exterior, sufría constantes agresiones y vejaciones y fue violada por al menos tres miembros de la familiade su marido.

La pesadilla de esta joven terminó tres meses después del matrimonio, cuando en julio se decidió a dejar definitivamente el piso y denunció los hechos. El caso ha llegado a la sección 20 de la Audiencia de Barcelona este miércoles y Younes se ha sentado en el banquillo de los acusados por los delitos de malos tratos, violencia física y psíquica habitual, coacciones y agresión sexual continuada. El fiscal pide para el imputado 20 años y 10 meses de prisión.

La chica no podía salir del piso sola y solo le dejaban comunicarse con sus padres si alguien de la familia supervisaba la conversación

Confinada

Todas las humillaciones y episodios de violencia que denunció Rababe tuvieron lugar en el piso que tenía la familia de Younes en el número 119 de la Ronda de Santa Maria de Barberà del Vallès. Durante los tres meses que estuvo en la casa, la joven no podía salir de la vivienda sola y presuntamente solo la dejaban comunicarse con sus padres si alguien de la familia estaba presente supervisando el contenido de la conversación.

Padre, hijo y hermano

Según la fiscalía, este control que ejercían su esposo y los familiares tenía el objetivo de mantener ocultas las constantes humillaciones a las que era sometida Rababe. En varias ocasiones, el marido de la chica le dio bofetadasy al menos en dos ocasiones le propinó una patada en la rodilla y en la barriga. Además, el hombre la obligaba a mantener relaciones sexuales sin preservativo, que le provocaron lesiones de diversa consideración.

La víctima fue violada por el hermano y el padre de su marido

Sin embargo, Younes no era el único que abusaba de Rababe. La joven también denunció que en alguna ocasión el hermano de su esposo la había violado y que incluso el padrede ambos la había agredido sexualmente varias veces, intentando penetrarla analmente. Para evitar que la chica pudiera contar lo que estaba sucediendo, su marido le rompió sus dos móviles y siempre que visitaban a los padres de la víctima, alguien de la familia vigilaba que no se fuera de la lengua.

Perdón

A mediados de mayo, los padres de Rababe se presentaron en el domicilio de su yerno con la policía después de no poder contactar con su hija durante unos días. Los Mossos d’Esquadra se entrevistaron con la joven, que estaba muy nerviosa y les contó algunas de las agresiones que había sufrido. Los agentes la convencieron para abandonar la vivienda, aunque acabó volviendo al cabo de unos días cuando una representación de la familia de Younes se presentó en casa de los progenitores para pedirle perdóny asegurarle que no volvería a pasar.

Tras una fuerte discusión y después de que le raparan parte de la cabeza, Rababe se decidió a dejar definitivamente el piso en julio de 2016. Su padre la fue a buscar a Barberà del Vallès y se la encontró conmocionada. Los médicos que la atendieron en la Cruz Roja la derivaron al Hospital Clínic de Barcelona porque presentaba golpes por todo el cuerpo y indicios de una posible agresión sexual.

Amor y chantaje

Ella y yo nos queremos. Mis padres siempre la han tratado como a una hija y mis hermanos como a una hermana”, ha señalado Younes ante el juez. El acusado -arropado por su familia al completo- ha negado los hechos y ha asegurado que todo forma parte de una estrategia de los padres de Rababe para poder cobrar una ayuda económica.

“Mis padres siempre la han tratado como a una hija y mis hermanos como a una hermana”, asegura el acusado

Esta versión -que han secundado con algunas incongruencias todos los miembros de la familia que han declarado como testigos- estaría confirmada por la propia víctima en un mensaje de voz, que según denunció la joven fue obtenido bajo amenazas y mientras le ponían una especie de cuchillo a la altura del cuello.

 Font: El caso

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar