Los Hoteles podrán medir la satisfacción de sus clientes mediante el reconocimiento de sus emociones faciales

Los hoteles Campanile podrán medir la satisfacción de sus clientes mediante el reconocimiento de sus emociones faciales a través de un sensor. Se trata de una iniciativa pionera en el sector hotelero en España que permitirá a la compañía evaluar y mejorar sus protocolos de atención al cliente. Gracias a un acuerdo con la startup imotion Analytics, Campanile instalará en la recepción de sus hoteles un sensor que combina vídeo con infrarrojos.

La Project Coordinator en Louvre Hotels España y para la marca Campanile, Camille Gil, ha destacado que este nuevo servicio “medirá el impacto de nuestra atención” con el objetivo de “retener a nuestros clientes y atraer a nuevos, mejorando siempre y creando un valor diferencial basado en la emoción creada en nuestros hoteles”.

La tecnología de reconocimiento facial ha pasado de las películas de espías a nuestra vida cotidiana. Las servicios de seguridad la emplean para identificar delincuentes, se puede utilizar para obtener el acceso a zonas restringidas, hasta nuestro móvil nos permite usarlo si reconoce nuestra cara. Y ahora ha llegado a los hoteles.