La contratación en espacios logísticos alcanza los 1,3 millones de metros cuadrados

La inversión en logística crece un 53%

En la provincia de Barcelona sobresalieron dos operaciones de alquiler relacionadas con el sector e-commerce de 48.000 m2 y 28.000 m2 situadas en los municipios de Santa Oliva y Barberà del Vallès, respectivamente, así como el arrendamiento de una nave de 49.000 m2 en Abrera y el alquiler por parte de la cadena de supermercados Mercadona de un espacio de 28.800 m2 en Sant Esteve Sesrovires.

El sector logístico español evoluciona de manera positiva, alcanzando una contratación de 1,3 millones de metros cuadrados hasta el mes de septiembre. La inversión durante los nueve primeros meses se situó alrededor de los 1.100 millones de euros, un 43% más con respecto al mismo periodo de 2017.

Son algunos de los datos que se extraen del último informe de la consultora inmobiliaria CBRE, que incluye Valencia, Zaragoza, Sevilla, Málaga, Bilbao y Palma, además de los dos grandes focos logísticos del país: Madrid y Barcelona.

En el mercado madrileño se registró una contratación de 632.000 metros cuadrados en los nueve primeros meses del año, prácticamente igualando la cifra del mismo periodo del año 2017. De este dato, más del 50% correspondió a naves de grandes superficies, por encima de los 20.000 metros cuadrados, siendo gran parte de ellas operaciones llave en mano, al no haber producto de calidad en el mercado según los requerimientos solicitados por los operadores.

Por su parte, Barcelona alcanzó una contratación de 483.000 metros cuadrados, superando en un 53% la cifra registrada en el mismo periodo del año pasado.

En el ámbito de las rentas prime, tanto en Madrid como en Barcelona, se mantuvieron en los 5,25 euros el metro cuadrado al mes y los 6,75 euros, respectivamente.

El documento refleja también uno de los problemas que afectan al mercado logístico de estas dos grandes capitales: la falta de espacio disponible para nuevos desarrollos en el primer y segundo arco, es decir, en las áreas periféricas más próximas a la ciudad. Esto hace que la contratación dependa, en parte, de proyectos llave en mano o bajo la fórmula del pre-alquiler, según se explica en el informe. En este sentido, 164.000 metros cuadrados de la cifra total registrada correspondieron a naves bajo alguno de estos dos modelos.

En cuanto al resto de plazas españolas, se registraron buenos niveles de actividad, con Valencia, Zaragoza y Sevilla a la cabeza, registrando una contratación logística de 138.800 m2, 58.800 m2, y 42.000 m2, respectivamente. Estas ciudades adolecen de falta de suelo disponible para proyectos logísticos, “lo que está haciendo imperiosa la búsqueda de nuevas mega parcelas; ejemplos de ello son los desarrollos de suelo en Cheste, en Valencia, y la puesta en marcha del Megahub de Antequera (Málaga)”, señala Alberto Larrazábal, director nacional de Industrial y Logística CBRE.

Transacciones de calado

Entre las principales operaciones llevadas a cabo de enero a septiembre en la zona centro destacaron las tres naves propiedad de Montepino Logística alquiladas al operador portugués de logística Luis Simoes, sumando un total de 87.000 metros cuadrados, todas ellas situadas en Marchamalo (Guadalajara); dos llaves en mano propiedad de Logistik Service alquilados a dos empresas de logística y distribución en el municipio toledano de Ontígola; y el alquiler de una nave de 44.000 m2 propiedad de Mountpark, en Illescas (Toledo).

En la provincia de Barcelona sobresalieron dos operaciones de alquiler relacionadas con el sector e-commerce de 48.000 m2 y 28.000 m2 situadas en los municipios de Santa Oliva y Barberá del Valles, respectivamente, así como el arrendamiento de una nave de 49.000 m2 en Abrera y el alquiler por parte de la cadena de supermercados Mercadona de un espacio de 28.800 m2 en Sant Esteve Sesrovires.

Font: Su vivienda.madrid