De la higiene a ventilar la casa: estos son los consejos para prevenir la gripe

Fiebre, dolor muscular, mocos… son algunos de los síntomas principales; ¿quiere saber cómo puede evitar contagiarse de la enfermedad?.

La gripe es una de las enfermedades estacionales más molestas. Fiebre, dolor muscular, mocos… son algunos de los síntomas principales. Si se quiere evitar un contagio, aquí dejamos algunos consejos para prevenir sufrir esta enfermedad, ya que la gripe alcanzará su pico epidémico en una semana.

La higiene, fundamental

Aunque se propaga por vía aérea principalmente, también se contagia a través de las gotas de saliva que se expulsan por la boca. En este sentido, un simple gesto como lavarse las manos es crucial. Además, hay que evitar tocarse la nariz y la boca si no nos hemos lavado las manos, ya que podríamos introducir, sin querer, algunos gérmenes. Además, a la hora de toser o estornudar conviene hacerlo con un pañuelo desechable.

Airear la casa también es muy importante, pero no conviene excederse. Y es que las corrientes de aire tampoco son beneficiosas para el cuerpo. Con unos 10 minutos por habitación basta para renovar el ambiente.

Mantener una buena humedad ambiental

Un ambiente reseco en las mucosas respiratorias es la mejor manera de proporcionar el lugar adecuado para el desarrollo de los microorganismos. Así, el uso de humidificadores o vaporizadores en invierno, sobre todo en lugares con calefacción, es buena forma de aumentar la humedad ambiental y evitar que las fosas nasales se resequen.

Cuidar la alimentación

Una alimentación adecuada, rica en alimentos vegetales naturales, es imprescindible para mantener el organismo con un sistema inmune en buen estado.

Ingerir líquidos

Otra buena manera de mantenerse bien es ingerir abundante cantidad de líquidos, en forma de agua o en forma de zumos o liquidos vegetales, sobre todo aquellos que sean ricos en vitamina C o en antioxidantes.

Dejar de fumar

El tabaco facilita la aparición de la gripe puesto que disminuye las defensas del organismo. Según algunos estudios, se ha demostrado que los fumadores tienen el doble de posibilidades respecto a aquellas personas que no fuman.

Dejar descansar el cuerpo

Nuestro cuerpo necesita toda su fuerza para luchar contra la gripe y por lo tanto requiere, para curarse, de descansar en la cama.

Reducir el estrés

El nerviosismo, la tensión o la falta de tranquilidad son factores que posibilitan la aparición de la gripe y retardan la curación, puesto que merman las defensas del organismo. Aunque no lo parezca, una actitud más positiva permitirá incrementar las defensas y favorecer una mayor recuperación.

Noticia: Lainformación.com