Novartis convierte a 150 empleados en voluntarios

Novartis celebra la vigésimo segunda edición de su Día de la Solidaridad. Una jornada en la que han participado 150 colaboradores en España, que han tomado parte en diferentes actividades de voluntariado. En todo el mundo, más de 23.900 empleados de la compañía en seis continentes y 58 países se han sumado a la iniciativa en apoyo a diferentes organizaciones locales y sin ánimo de lucro, lo que representa más de 191.200 horas de servicio a la comunidad.

Con esta nueva edición del Día de la Solidaridad, la compañía ha hecho partícipes, un año más, a sus trabajadores de su compromiso con las comunidades en las que desarrolla su actividad y con la mejora del bienestar y la calidad de vida de las personas.

“Se trata de un Día muy especial en el que cada uno de nosotros intenta dar lo mejor de sí mismo, poniendo sus habilidades, su esfuerzo y su ilusión a disposición de diferentes proyectos solidarios de entidades, organizaciones y asociaciones. Trabajamos por un objetivo común: ayudar a quienes más lo necesitan en nuestro entorno”, ha afirmado Montserrat Tarrés, directora de Comunicación Corporativa y Relación con Pacientes del Grupo Novartis en España.

En España trabajadores del Grupo de todas las Compañías y Divisiones se han implicado en los diferentes talleres y proyectos previstos en colaboración con asociaciones y organizaciones locales.

En esta línea, los colaboradores de la compañía han tenido la oportunidad de aportar su granito de arena al cuidado del medioambiente plantando árboles reinstalando un sistema de riego en el Parque Central de Barberà del Vallès, en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad. Durante la mañana, asimismo, los empleados han participado en diferentes talleres deportivos, de manualidades y de cocina junto con los jóvenes de la asociación ASPACE, que agrupa personas con parálisis cerebral.

Otro grupo ha disfrutado de una clase de baile con los usuarios de la Asociación de Discapacidad Visual Cataluña B1+B2+B3 experimentando que para sentir el ritmo no es imprescindible ver. Por la tarde, los trabajadores de los centros de Barberà del Vallès, El Masnou, Les Franqueses del Vallès y Palafolls han realizado distintos talleres de manualidades junto a miembros de un Centro Ocupacional organizado de la mano de la Fundación Grupo SIFU.

Durante toda la jornada, se ha celebrado, además, un Food Market Solidario, tanto en las oficinas de Madrid como en Barcelona, cuya recaudación se destinará a la Fundació Nen Déu, que ayuda a atender a personas discapacitadas con grandes necesidades. Novartis igualará el dinero obtenido con esta actividad en ambas sedes y lo donará también a esta institución.

La alcaldesa de Barberà del Vallès, Sílvia Fuster asistió al inicio de la jornada de Solidaridad de la empresa Novartis y junto con los servicios de jardinería del Ajuntament de Barberà del Vallès, plantaron los 20 árboles en el Parc Central del Vallès.