El Papa sustituye al obispo de Mallorca tras su presunto romance con su secretaria

En diciembre de 2015 estalló una polémica cuando el marido de la secretaria del obispo Salinas denunció ante el nuncio la presunta relación de su esposa con el obispo de Mallorca, encargado de esta diócesis desde noviembre de 2012, y cómo esta relación había provocado el fin de su matrimonio católico tras 25 años casados y dos hijos en común.

El prelado  aseguró que la mujer sólo era colaboradora suya en el palacio episcopal y que no tenía “nada que ocultar” y estaba convencido “de haber actuado convenientemente”, aunque reconoció que se podían “haber malinterpretado” sus actos.

El obispo siempre ha asegurado que las informaciones divulgadas y la denuncia se debían a la reacción de un hombre que le culpa de la ruptura de su matrimonio y le atribuye un vínculo amoroso inexistente.